Naturaleza

Yasuni

Hablo tu espíritu, ese que se llena de gas pimienta y pintan de hermoso las nubes tercas de los abogados.

Hablo tus arboles esos que nunca plantaste

Los que mansamente te cuidan mientras construyes tu vocabulario.

Hablaron por ti esa rueca enorme de tus radios, de tus lacayos y tus canis familiaris.

Hablo de una en una tus mentiras maquilladas en la silla del interrogado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s